martes, 1 de marzo de 2011

Estupida sociedad en la que vivimos

Aunque no me guste mucho hablar mucho del tema internacional y de la faradula, es el momento al tiempo en que vivimos una guerra cultural declarada hace más de 500 años, como lo lee y no se equivoca desde la invación genocida comandada por el Asesino Colón.

Hoy en día son muchos los motivos que nos impulsa a seguir escribiendo y poniendo mi punto de vista en las letras. Hoy tenemos malos cantantes, orquestas y presidentes que se quejan por la mala gestión de sus diputados y ministros (ladrones de institución pública que roban mientras otros trabajan) y de paso maricas que salen en los medios de comunicación declarando libremente su homosexualidad sin importar la influencia que pueda tener en la población infantil. 

Es increible ver que nos quejemos tanto de los premios internacionales en todas las áreas como cine, música y otros y aún con tantos años de quejadera (más que camión de cochino) no reclamemos a nuestros gobernantes hacer lo mismo por aqui. 

Aún así y en "Tiempos de Revolución" se sigue permitiendo el atropeyo y maltrato a lo nuestro. Porque en vez de ver los Oscar o ver una Cadena presidencial (donde el Presidente en su monologo creativo regaña a sus ministros)  no exigimos tener un  galardón para nuestros miles de creadores ¿por que si nos enorgullecemos cada día por tener más de cinco estrenos cinematográficos en el 2010 aún no se impulsa una Ley que siga apoyando y motivando a los nuevos creadores? ¿Si bien es cierto Hermano, Taita Boves, Haban Eva, Muerte en alto contraste, Hora Cero entre otras obras son muestra de las nuevas experiencias que se tienen en el cine no se realiza un acto en público honrando esto y se deja a un lado tanta mierda extranjera que viene aqui  a robarnos lo mucho que tenemos?. 

En la noche del sábado tuvimos la oportunidad de escuchar en voz perfectamente desafinada a el Presidente Hugo Chávez en cadena entonando canciones del recien desaparecido Eneas Perdomo, por supuesto no critico esto, pues, ha sido uno de los pocos actos públicos de los muchos pendientes a nuestros cultores populares que hacen falta. Pero que no cante. 

Unido a él estuvo Cristobal Jimenez quien no ha salido de su llano eterno olor a mastranto para impulsar la ley de cultura y su reforma para el apoyo a otros géneros musicales como la salsa, el calipso, tambores, entre otros que son muestra de la gran diversidad cultural que tenemos en nuestra bella, amada y despreciada por algunos tierra de gracia que fue llamada Venezuela.

Como último comentario y como consejo expreso que algunas veces los mismos opresores son de quienes se enamoran los oprimidos, por un lado le das apoyo y por el otro hipocritamente no los reconoces, solamente los que te convienen o aplauden, mejor dicho.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Pasaba por Internet buscando nuevos blogs y encontre el suyo, mis felicitaciones por su iniciativa, sin embargo creo que usted deberia documentarse mas al respecto en muchos temas, con mucho respeto debo manifestarle que me preocupa su profunda ignorancia en temas sociales y socio culturales. Sin animo de ser pedante ni ofensivo creo que seria justo que moderara sus referencias relacionados a temas de preferencias sexuales. Desconozco su profesion pero usted suena a escritror novato con muchas iniciativas pero con tanta iniciativa sin un argumento solido no se llega lejos amigo.

Estoy a la orden para aclarar cualquier duda al respecto y quizas poder guiarlo en algunas lecturas que mejoren el contenido de sus articulos.

Cordialmente
Carlos C. Bautista Centeno.
Sociologo
Egresado de la UCV.

_.*._Luis J. González C._.*._ dijo...

Gracias por la lectura, seguiré escribiendo todos los días se aprende algo nuevo como dicen por allí.

Anónimo dijo...

Yo si conozco la de este fulano es gay a campo traviesa jejejejejeje